viernes, 14 de agosto de 2009



Rembrandt Harmenszoon Van Rijn, pintor neerlandés, uno de los más destacados pintores del arte europeo, y el más importante en la historia de Holanda. Hijo de un molinero, tras frecuentar la escuela latina, en 1620 se matriculó en la famosa universidad de su ciudad natal; pero, tras un año de permanecer en ella, su evidente vocación por la pintura introdujo a su padre a enviarle al taller de un oscuro pintor de Leiden, Jacob van Swanenburgh, donde permaneció de 1620 a 1623.

Posteriormente (1624-1625) estuvo seis meses en Amsterdam en el estudio de un pintor de mayor relieve, Pieter Lastman, quién había estado en Italia y conocía el estilo de Caravaggio.

Es posible que al mismo tiempo frecuentase Rembrandt el taller de otro pintor italianista, Jacob Pynas. A su regreso a Leiden, en 1625, abrió un estudio en asociación con Jan Lievens, otro discípulo de Lastman, y pintó su primera obra conocida que lleva fecha, La lapidación de san Esteban; en esta obra, así como en La clemencia de Tito, aparece todavía muy influido por el claroscurismo de Lastman, y pintó su primera obra conocida que lleva fecha, La lapidación de san Esteban (museo de Lyon); en esta obra aparece todavía muy influido por el claroscurismo de Lastman.